Cargando...

El Desquite de La Rayo

El Desquite de La Rayo

La verdad es que no sabía si escribir acerca de mis aventuras como mamá o bien, de alguno de esos momentos (pocos) en los que me desaté y me convertí en la mas mala de las juntas, que gracias a mi querida madre que se apiada y me cuida a los niños, puede aparecer de vez en cuando. Pero bueno, me decidí por una aventuras de "woman".

Tanto tiempo y dedicación a mi rol de madre, me pasó la cuenta y me fui olvidando de la mujer que quiero ser

Hace un tiempo atrás (puede ser mucho o ni tanto), llegue al departamento ¡Raja! Entre la pega que estaba full, el “depa” (soy maniática del orden) y los niños, me estaba consumiendo. Comprenderán que, siendo madre soltera, es difícil lidiar con los tiempos, pero bueno, tuve un minuto de paz en mi cama (era viernes) y me puse a pensar algo que a veces dejamos de preguntarnos…, ¡¡Cresta!! ¿Hace cuánto que no tiro? Ni les cuento lo que me demoré en hacer el cálculo. No sé si es un tema de actitud, mala racha o simplemente de que no me lo había propuesto, así que sin pensarlo mucho me lo propuse. Pero claro, en este país, no voy a salir sola a sentarme en algún bar a que me “jotee” cualquier huevón y menos voy a desperdiciar "LA SALIDA" que me estaba inventando. Entonces se me ocurrió ponerme a cobrar favores a mis amigas por whatsapp, que ya están la mayoría, completamente “enmaridadas” hasta decir basta, pero las cagué psicológicamente y prácticamente las obligué a mover el culo de sus camas, dejar a los niños con sus padres y bajo la más penca, pero cierta excusa de una mujer políticamente bien casada o emparejada…, “mi amor, hace rato no salgo con mis amigas y tengo una que no esta bien, así que nos vamos a juntar, ¿quédate con los niños, porfi?”. ¿No esta bieeen? Jajajaja, está caliente la “hueona”.

Así que nos fuimos; apechugaron 3 amigas y justo salió un carrete en donde me coincidieron varios amiguitos, ex y jotes de antaño y no solo a mí, jeje!. Me dejé querer con “cuatica”, pero no sé si es por el nivel de acumulamiento o que mi sex appeal estaba por las nubes, que terminé enfrentada a una decisión TRIPLE. Y como andaba en mi faceta más desinhibida de la vida, no tarde mucho en dar con la solución. De los 3 cabros que me tincaron para volver a estrenarme en hollywood, elegí a mi favorito que, dicho sea de paso, realmente es mi favorito (puramente hablando de sexo), pero con la elección no me iba a perder a los otros 2, así que muy inteligentemente (como somos nosotras), dejé a los otros dos agendados para una próxima cita y aplique bomba de humo con mi regalón. Por supuesto los otros solo pensaron que me fui temprano, mientras yo me estaba mandando la mejor performance en mucho tiempo con mi datito calado. Estuvo increíble; a mis amigas no se que cagadas les quedaron en sus respectivas casas, porque el carrete estuvo buenísimo mas encima y creo que llegaron todas medias pasadas y a la hora del hoyo. La verdad, no me importaba mucho, esta fue por mí.

En las siguientes semanas concreté con los otros 2 muchachotes y luego de este desquite, necesario por lo demás, creo que no he vuelto a olvidarme jamás de que además de madre, soy mujer y si les he contado esta pequeña aventura, es porque creo que ninguna debe olvidarlo jamás, así que a todas esas YO que andan por ahí, no olviden que sus amigas les deben varias y probablemente ahora que se han casado o emparejado, se les va a empezar a olvidar que también son mujeres y es su deber como buena amiga, no permitir que eso ocurra!!

Llego la hora de convertirse en la super héroe que tus amigas necesitan, ya sea por sexo o porque no deben olvidar que tener tiempo para ellas sin el chaperón, es justo, necesario y también merecen llegar medias pasadas y a las tantas luego de una junta de amigas.

La Rayo.

Deja tu comentario :
We Love Women