Cargando...

Ojo con los Hombres SENSIBLES

Ojo con los Hombres SENSIBLES

Todo estereotipo social tiene ciertas cualidades que definen su comportamiento. Si hacemos un estudio en base a una muestra heterogénea de mujeres, lo más probable es que el aspecto menos mencionado o incluso ni siquiera referido, sea la "sensibilidad" que caracteriza al hombre catalogado de “Canalla”, por el contrario, con un 99% de las preferencias sería catalogado como un "insensible". Pero sí mis queridas amigas, el canalla es sensible y esta es su principal cualidad.

El Canalla es observador, y confía plenamente en sus capacidades sensitivas, acercándose cual NINJA sin que ella se de cuenta

Según la RAE, respecto de la palabra sensible, en su acepción número 1, nos habla de un ser vivo capaz de experimentar sensaciones; Uds. dirán, ahí entramos todos. Pero vamos a su acepción número 5, donde nos cuenta acerca de una persona receptiva a determinados asuntos o problemas y proclive a ponerles solución. ¡¡¡Bingo!!! Aquí radica la principal habilidad del canalla. Es observador y confía plenamente en sus 5 sentidos, almacena cada detalle de su víctima en la cabeza, nada es al azar, hasta el más mínimo movimiento significa algo, develando en algún momento aquel asunto o problema que él es capaz de solucionar con sus encantos. ¿Recuerdan a Mel Gibson en "Lo que ellas quieren"?; el canalla no necesita un golpe eléctrico para escuchar lo que ellas piensan, él tiene incorporado en su ADN el don y tiene la capacidad de elaborar la estrategia perfecta, consiguiendo seducir a quien se le ponga en frente.

Ahora, la habilidad estratégica de estudiar a tu enemigo y vencerlo, es más vieja que la virginidad de Eva y la poseen bastantes otros estereotipos en el mercado; entonces, ¿qué hace al canalla distinto?

Volvamos entonces a la RAE y la palabra sensible; en su acepción número 6, nos habla de una persona propensa a emocionarse o dejarse llevar por los sentimientos. ¡¡¡Eureka!!! El Canalla se conecta con su víctima, siente la emoción que al expresarse ella siente al paso de cada minuto y en tiempo récord se compenetra al nivel que obtiene feedbacks del estilo, ¿existes?..., ¿eres real?..., ¿dónde has estado todo este tiempo?..., soltando posteriormente a cualquiera de estos, con la mayor de las ternuras en su cara y con una humildad conmovedora, un... “no exageres, soy un tipo común y corriente” (en estos momentos hasta yo me rio).

El canalla es único en su especie y tiene tiempo de sobra para escuchar todo lo que ellas le quieran contar, incluso las hace de coach de su potencial conquista, para que ella hable de temas que ni con su mejor amiga ha conversado y mientras más escucha, más efectiva será su estrategia, descubriendo todo lo insatisfecha que pueda estar aquella pobre doncella, todo gracias a esa sensibilidad única y sentido femenino más despierto, que lo convierten en el espécimen más adorado y odiado por el sexo opuesto.

Luego de esto viene la mejor parte, aquí es cuando cualquier héroe cinematográfico queda chico, al lado del súper héroe en que se convierte este hombre para aquella mujer con uno que otro problema existencial en su mochila de experiencias. Pero bueno, eso será tema para otro blogueo.

¡Así qué, si me permiten chicas, ojo con los hombres sensibles!

CyS

Deja tu comentario :